viernes, 23 de julio de 2010

Esos programas de crianza del cable

Cuando estaba embarazada me veía todos los programas del Discovery sobre la llegada del bebe. Y cuando nacieron los cachetones me cambié a todos esos programas de nanas: Niñeras SOS, La súper niñera, Dulces sueños y Dulces momentos. Estos dos últimos tienen una animadora mexicana que me parece lo máximo de odiosa: Alejandra Velasco. El programa trata de que esta mina ayuda a las familias a que los niños se duerman solos o se porten bien, igual que en el programa de las niñeras, con la diferencia es que acá los pendejos no son tan endemoniados. La cuestión es que odio a esa mina (obvio que ya deje de ver el programa, pero de repente se queda puesta la tele allí) porque como que aplica Estivill todo el rato o esa método raro de dejar llorar a los niños hasta que aprendan que los papás no están para ellos todo el tiempo. En fin. Puede que yo sea exagerada y que el método aquel no sea tan malo como creo y demás que hay gente que le ha funcionado, pero para mí no hay cosa que me descontrole más que ver a mis cachetones llorar por su mamá y el programa muestra a mamás sufriendo porque esta mina no deja que ellas calmen a sus hijos tomándolos en brazos (tomar en brazos para ella también es un “error detectado” como se repite en el programa). Obvio que a la larga y por cansancio la guagua-niño se duerme, pero me parece horrible enseñarle a un niño que aunque llore no será atendido. Últimamente la cachetona está super llorona y quiere que yo la tome todo el rato, o que la mire al menos (les conté que ella se duerme sola en la cunita?), y me agota un montón, en especial porque hay veces que dejo de cuidar al hermano por pescarla a ella, pero lo que yo quiero que ellos aprendan es que la mamá va a estar allí cada vez que me necesiten, ahora me llamaran llorando, luego me dirán mamá…no sé, pero de verdad no podría dejarlos llorar, aunque venga la loca de la tele a “enseñarme”.