jueves, 29 de octubre de 2009

Mala noche y enferma de todo

Ayer fui a buscar los resultados de los últimos exámenes que me mandó el médico. Según yo, al parecer está todo bien, salvo la orina que esta turbia, pero sería lo de menos repetir ese examen que fue el menos invasivo de todos (para que hablar del cultivo!).

El tema es que anoche volví a dormir mal, con este tema de la acidez que ya lleva como una semana desvelándome y anoche fue lo peor porque pensé que iba a vomitar y todo, finalmente terminé durmiendo sentada, menos mal que hizo calor porque de otra manera me hubiese congelado. Y obvio que cuando no es la acidez es otro malestar o enfermedad mortal según yo.

La acidez ya la había comentado con el doctor y me recetó Ranitidina, que obviamente no tomé porque me da miedo tomar cualquier medicamento y prefiero el malestar o el dolor que pensar en mis pobres chiquis absorbiendo esa cantidad de cosas raras (aunque el doctor lo haya indicado). Al principio del embarazo también me recetó algo para las nauseas, que tampoco tomé y me las aguanté lo que más pude hasta que se pasaron solas, y yo pensaba hacer lo mismo con la acidez…aguantarla.

Hace un par de meses también anduve de los nervios pensando en el “Útero Incompetente”, que es básicamente que el cuello del útero cede y los fetos se “caen”, y es la causa más frecuente de los abortos tardíos. Como yo tenía alrededor de 20 semanas, sabía que si tenía un útero no competente y este cedía iba a perder a mis mellis porque con tan poquitas semanas ellos no serían capaces de sobrevivir solos. De donde saque lo del útero incompetente??, bueno de internet y de mi mamá. Mi mamá tuvo dos embarazos de mellizos y perdió ambos, el último cuando tenía 5 meses, entonces para mí era esto del útero y si a mi mamá le pasó yo estaba segura que a mí también. Así que estuve toda una semana con el pánico (y casi la seguridad) de perder a los mellis. Cuando llegué a la consulta del doctor, me tranquilizó diciendo que el siempre revisaba en las ecos el estado de mi cuello, y que esta situación era bien rara que pasara, etc, etc. Finalmente yo me tranquilice después de la semana 25.

Y ahora voy al doc con la preocupación de este mes, porque no pasa un mes sin que yo no me preocupe de algo!. Ahora es la “Colestasis del Embarazo”. Por internet (obvio) llegué a este tema, de absoluto rebote, pero que se caracteriza por picazón en las manos y pies…y claro a mí me pican las manos y los pies, no sé si es incesante o ya es parte de la hiponcondría del embarazo, pero ahora que me desvelo por el tema de la acidez, estoy más consciente de la picazón, y eso que a mi todas las primaveras me pica el cuerpo pero de sólo escuchar que existe la famosa Colestasis, creo que ya la tengo, aunque el otro día encontré que la causa de la picazón que tenía en una mano y un brazo era porque me había picado un zancudo. Espero que el doctor me mandé hacer todos los exámenes para descartar la colestasis y quedarme más tranquila.

Otra cosa para hablar con el doc, es el tema de mi pierna derecha, a la altura del muslo, siento un adormecimiento como si estuviera “congelada” o algo así. Según lo que leí en la amiga internet, puede ser que el peso de la panza este oprimiendo algún nervio que hace que sienta este adormecimiento y a veces dolor en esa zona cuando camino mucho…pero también sería bueno descartar la enfermedad mortal.

La enfermedad que más me ha acompañado durante el embarazo es la famosa “Listeriosis”, y a mí con lo que me gusta comer y ahora debo andar preocupada de lo que como. Al principio como no sentía los movimientos de los bebés andaba más preocupada y dejé de comer quesos y cecinas de todos los tipos y cuando los comía pasaba toda la noche pensando que quizás tenían listeria o cualquier otra cosa. Por lo mismo dejé de comer completos. Intenté dejar los sushi pero no pude, aunque ahora como sólo sushi de vegetales, tempura, furay o cocido de alguna manera, pero cada vez que me echo algún trozo a la boca me quedo pensando en la “contaminación cruzada” y paso desvelada y muy pendiente de si los mellis se mueven o no. El otro día compramos de esas pastas preparadas “queso-ciboulette” y “queso-jamón”, y obviamente no comí nada porque también se me ocurrió que estaban hechos con quesos “listéricos”.

Lo fome de esta hipocondría del embarazo es que creo que con los chiquis seré igual, sólo pensando en enfermedades graves cuando sólo tengan un poco de moquito. ¿Se pasará alguna vez?.

No hay comentarios:

Publicar un comentario