jueves, 29 de octubre de 2009

Mi nuevo closet: ropa de embarazada

No sé si a ustedes les costó encontrar ropa de embarazada, pero a mí sí y también me ha costado mucho acostumbrarme a mi nuevo cuerpo. No es que mi cuerpo de antes haya sido de modelo (o sea…no!) pero después de años de renegar de los espejos de puro mensa, digamos que últimamente estaba de lo más conforme con mis atributos y le tenía cariño a mis fallitas.

Los primeros meses no tuve que variar mucho de closet, pero sí tenía muchas ganas ya de empezar a usar ropa de embarazada, así como para hacer evidente el nuevo estado. En mi caso, y debido al embarazo doble, la panza me creció súper rápido y toda la ropa “normal” que yo pensaba que me iba a servir para el embarazo resulta que sirvió bien poco y tuve que atinar a comprar más de lo que yo esperaba.

Les cuento mi experiencia:

-Los cortes imperio de la ropa normal en mi caso no han resultado, la razón es que el corte imperio si bien es amplio abajo no es corte maternal (que feo eso de “maternal” o no?) entonces, al menos a mí, de espalda me queda súper pero de frente me queda más corto de lo que debiera y tiende a subirse y dejar la panza, el calzón o la pretina del pantalón al aire y a mí no me gusta mucho. Por lo tanto descartada todas las lindas poleras veraniegas que yo pensaba que me servirían de mi closet antiguo. Aunque igual compre unas de estilo similar en Zara, de esas bien básicas de cómo $7000 que quedan re bien como ropa sport.

-Vestidos: a estos les he sacado más partido, especialmente en invierno, que los usé con botas largas como de montar y medias. Tengo uno color morado (púrpura) que me encanta, aunque mi hermana casi me traumatiza cuando me dijo que casi parecía Barney y que me faltaba solo la panza verde. No está demás decir que mi hermana es un encanto y yo la adoro pero cada vez que me pongo ese vestido empiezo a tararear “te quiero yo y tu a mí…”. Tengo un vestido de Zara de verano que quiero usar!...pero aún no ha hecho el calor suficiente. Ah!...Zara tiene una línea de pregnancy, no he comprado nada de esa línea porque no me parece muy especial la ropa que tienen y los precios son todos como de 30 lucas hacia arriba.

-Pantalones: Acá caí no más en la ropa de embarazada. Al principio mantuve mis jeans los más bajos de cadera que pude que eran los que me cruzaban, pero ya después me quedaba la cola al aire y yo sentía que me hacía ver más gorda. Finalmente me compré en Mae Maternity unos de cotelé que aún uso en los días fríos, y unos como de tela escocés verde que me salvaron para reuniones de oficina. También me compre unos jeans en Apple Maternity pero no fueron una buena elección ya que eran bajos de cintura y se me caen (aunque tienen esa pieza elástica adelante), finalmente los llevé a la costurera que les puso elástico atrás y ahora se afirman mejor. También compre unos pantalones negros en Patronato (para un matrimonio que tuve) y unos jeans…los jeans son los más horribles y deprimentes del mundo, tienen un corte absolutamente desfavorecedor, aún no sé cómo diablos me compre eso. Ahora qua ya es primavera y pensando en el verano post-natal me compré 2 pantalones normales de pretina elástica o de puño en el Jumbo que me han sentado súper bien para el fin de semana, y ya vi otros tipo “capri” que también añadiré al closet.

Así que lo que he tratado de hacer es combinar ropa de embarazada (especialmente pantalones) con ropa normal pero talla L (yo era talla 40 cuando quede embarazada) para meter pechugas y panza.

Otro tema es la ropa interior. Lo que hice primero fue comprarme sostenes (2) de talla más grande de lo yo solía usar, pero sostenes normales y con algo de encaje o alguna cosa bonita. Sé que luego tendré que comprarme sostenes de lactancia.

Sobre los calzones, me negué a comprarme de esos gigantes de abuela porque juro que me daban ganas de llorar. Mi suegra me regalo varios de ese estilo, enooormes, que de hecho son re útiles porque afirman la panza y todo, pero yo me deprimo de sólo verlos en el cajón, pero los uso siempre con vestidos o con pantalones de pretina baja. El mes pasado me compré unos especiales maternales que son un chiste porque me cubren toda la panza (o sea me llegan a las pechugas) y son del tipo pantaleta, entonces casi que es como un m2 de calzón. También me compré unos normales de señora (o sea, grandes) pero de algodón, porque los que me regalo mi suegra eran de fibra y me picaban.

Los zapatos son un tema totalmente aparte!...especialmente porque a estas alturas mis manos y pies ya son de chanchito.

1 comentario:

  1. te kiero yo, y tu a mi...somos una familia feliz, con un fuerte abrazo y un beso te dire...mi cariño yo te doy!!!!

    jajajajajaja

    te dije una vez lo del vetido y tu dale con que eras barney, ademas que se te ve super lindito!!!!

    ResponderEliminar