sábado, 6 de febrero de 2010

Mi Trini la difícil


La Trini ha tenido un día difícil hoy, de esos donde despierta llorando y no para y no hay manera de calmarla salvo tenerla en brazos, aunque hay momento en que ni eso funciona. Después de tener una noche de maravilla donde durmieron harto rato y molestaron poquito después de la papa, la Trini ha estado incómoda con el mundo, con ella y conmigo…y bueno también ha contagiado al Agustín que también esta medio lateado hoy…será que no es bueno que duerman de corrido en la noche??, de repente pienso que pasan un poco de hambre y que eso repercute en que al día siguiente andan un poco mañosos. Como estuvo toda la mañana llorona, la Trini no durmió en el día y yo la notaba muerta de sueño, pero cada vez que la dejaba sola en la cunita después de dormirla en mis brazos se despertaba y empezaba el llanto de nuevo (no estoy ni por ahí con dejarla que se raje llorando en la cuna ni tampoco de que se duerma sola en días como hoy, otras veces cuando está tranquila la dejo que se quede dormida sola). La cuestión es que después de almuerzo me la lleve a mi pieza, me tendí en la cama y la apoyé en mi panza y en mi pecho y solita fue cerrando sus ojitos (los que abría de repente para confirmar que yo siguiera allí) hasta que finalmente se durmió y yo con ella un poquito. Ahora sigue durmiendo, la acosté a mi lado y tiene una de sus manitas apoyada en mi pierna mientras yo escribo, yo la miro y le paso mi mano por su cabeza y le digo que la amo y cuido su sueño para que se recupere y despierte animosa y me regale de esas sonrisas que alegran mis días.

No hay comentarios:

Publicar un comentario