lunes, 15 de marzo de 2010

El tete no es la teta



La Trini esta convertida en una “tetadicta”, creo que ella concibe la tranquilidad solo si esta chupeteando la teta de mamá…la teta izquierda es su mejor amiga. La relación de la Trini con la pechuga ha ido cambiando con el tiempo, empezó siendo bien lejana porque esos días que estuvo hospitalizada sólo podía darle pecho cuando íbamos de visita y a pesar de eso ella se agarraba voraz. Después en la casa costó que tomara en forma decente porque como es ansiosa puro lengüeteaba y se pegaba cabezazos así que era re poco lo que tomaba así que opté por ayudarla con una pezonera y ahí mejoramos bastante. Después me aburrí de la pezonera porque que lata estar lavando y esterilizando a cada rato la cuestión y traté que tomara directo de la pechuga y como le costaba tanto lo que hice fue ponerme unas gotas de vitamina (que son un poco dulces) en la teta para incentivarla a que se agarrara y resultó de lo más bien y ahora la Trini no suelta su pechuga y la ha convertido en su tete y la usa no sólo para alimentarse si no que para dormir, para calmarse en sus ataques de llanto, para mejorar su digestión, etc, lo malo es que al tete ahora no lo pesca y lo escupe cada vez que intentó ponérselo y me mira con cara de “esa no es mi teta!!”, cada vez que la cacho que esta chupeteando la pechuga de pura entretención trato de cambiársela por el tete y no hay caso, siempre reclama y sólo cuando la pillo muy despistada logró que acepté el tete pero siempre con la ayuda de untarlo en agua con azúcar, o en tecito, etc…definitivamente a mi hija no le gustan los sucedáneos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario