lunes, 22 de marzo de 2010

Los ojos de Agustín


Los ojos de Agustín son curiosos. Se abren cada mañana inmensos y se quedan mirando los animales de la granja que cuelgan de la lámpara. Los ojos de Agustín sonríen cada mañana cuando la mamá le dice “buenos días, buenos días” y le conversa al señor pollito que está en la cuna y le cuenta sus sueños de niño, Agustín nos conversa a todos y pone a prueba nuestra imaginación para tratar de averiguar qué es lo que piensa, que es lo que quiere. Agustín ha cambiado estas últimas semanas, siempre fue el “mellizo bueno”, el que no lloraba ni volvía loca a la mamá, ahora esta distinto porque además de descubrirse las manos y devorárselas y concluir que son mucho más sabrosas y entretenidas que el tete, también ha decidido ser el regalón de mamá y quitársela a la hermana cada vez que sea posible. Agustín ahora quiere que mamá lo tomé en brazos, lo acune, lo llene de besos asquerosos, le haga muchos “conde vrolok” (mordiscos en el cuellito) y ojala si es posible dormirse con ella. Y yo que había estado reclamando porque la Trini era demasiado absorbente con mamá y Agus solito se las ingenió para que mamá pase más tiempo a su lado, y la Trini, quién lo diría, se ha convertido en una hermana generosa que de a poquitos da tiempo para que mamá comparta con el hermano (siempre y cuando no le quiten su teta izquierda).

1 comentario:

  1. hay karina que entretenido es seguir a los niños y a ti a traves de esta custion..... te digo que no importan las licencias o lo que sea tienes que aprovechar a los niños al maximo mira que de esta tierna infancia y luego de mas grandes no hay vuelta atras.... la adultes es muy laaaarga por lo tanto aprovecha no mas!!!! cariños desde buin!!!!

    ResponderEliminar