lunes, 30 de agosto de 2010

La loca de la cartera



Y finalmente caí en las garras de la delincuencia. Y todo por pava, mensa, resumidamente boba. Fui a almorzar a un restaurant repleto y con cartera (primer error detectado), para que fui con cartera? porque no se qué hacer con las manos cuando ando sin cartera. Llegamos y colgué la cartera en la silla (segundo error detectado), todo por no ponerla en las piernas y quedar apretujada. Yo le voy a dar 10 jumbitos a los restaurant y boliches varios que pongan ganchos para carteras para minas como yo. Y nada poh, en un segundo que la mesera coludida nos habla y yo la pesco y desaparece mi cartera de la silla…en un segundo por la misma mierda!. Así que ahí se fue todo: mi cel, mi mp3, mi billetera con carnet, licencia, todas las tarjetas (tercer error detectado, andar con todas las cuestiones juntas), un lápiz, millones de papeles inservibles y mi cartera que era entera bonita. Lo único que se salvó fue mi llavero que milagrosamente se me había quedado en la casa.

Y eso no era todo, había que ir a hacer la denuncia a la comisaría cercana. Y yo me pregunto…a los pacos no les hacen un curso de mecanografía? porque qué manera de demorarse en tomarme los datos!, y lo peor es que tuve que decir la comuna de residencia como cuatro veces V-I-Ñ-A-D-E-L-M-A-R, y el pobre cabo con un dedo por letra, que ganas de decir que vivía en Nos para demorarnos menos, porque mientras él me hacía detallar hasta el modelo del mp3 (alguien se puede acordar de eso!) yo puro me imaginaba a la banda de delincuentes (mesera incluida según yo) saqueando las casas comerciales con mis tarjetas.

Y así estoy ahora, sin identidad, con un celular del paleolítico que solo funciona en modo “altavoz” (prohibido pelar por teléfono), y recuperando recién las tarjetas del banco al menos (que bueno, aburrida de pedirle lucas al marido). En la semana retiro mi carnet de identidad y esperando fin de mes para reponer todo lo que perdí, la única parte entretenida del robo.

2 comentarios:

  1. Puta que lata, pero por lo menos te lo tomai con humor.

    Y gueno, una como santiaguina anda siempre desconfiando de todo y de todos. Cosas de la gran city nomás.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. lamentablemente no aprendemos hasta que nos pasa....yo aprendí hace ya varios años!!! aunque ande con la mega cartera de pega, SIEMPRE sobre las piernas.....ánimooo!!!

    ResponderEliminar